• D`Glass

El mito de las Bioclimáticas

Actualizado: 21 de feb de 2020

Muchos piensan que para instalar una pérgola bioclimática hace falta un entorno idílico determinado, como una casa con terreno privado, jardín, cenador, barbacoa… y puestos a soñar con unas vistas envidiables. Pero nada más lejos de la realidad, cada vez más las pérgolas bioclimáticas están teniendo mayor aceptación y buena acogida en nuestro país. Ya se empiezan a ver en áticos, azoteas y edificios donde el número de horas de sol al año alcanzan un número considerable.



Y es que las razones para elegir una pérgola bioclimática para el hogar son muchas. Es una manera muy adecuada de habilitar un espacio exterior un poco más íntimo, además están disponibles en una amplia variedad de posibilidades de construcción modular, embutidas, ancladas a la pared, independientes a la estructura del edificio, etc… Mediante su diseño estructural flexible y compacto, ampliar la superficie habitable de tu hogar es bastante sencillo y rápido.


El material con que se fabrican "el aluminio" es en la actualidad de los materiales más duraderos y reciclables, como curiosidad, edificios como el Empire State Building de Nueva York lo atestiguan.


La personalización de las pérgolas es muy amplia, prácticamente existen tantos tipos de acabados como colores puedas imaginar y por si fuera poco también se pueden personalizar en tono madera, desde luego, entre tantas posibilidades, es difícil no encontrar el tipo de bioclimática que más y mejor se adapte al estilo de tu hogar.


También hoy en día es la mejor opción de protección solar que se encuentra en el mercado, gracias al sistema de lamas orientables, ventilar la estancia es muy sencillo, generan un clima interior muy agradable en cualquier momento, a parte, se pueden equipar con sensores de lluvia, iluminación, control remoto, altavoces, calefactor, nebulizadores… y acoplar otros sistemas de cerramientos como cortinas de cristal, correderas de cristal, estores…


Otra razón, quizás de las más importantes es que una pérgola bioclimática no interfiere ni afea la estructura del edificio, y no se necesita en la gran mayoría de los casos permisos de obra, por lo que es un alivio saber que no vas a tener problemas con la comunidad de propietarios de tu edificio.



Así pues si cuentas con un patio o una terraza, ha llegado el momento de seguir disfrutando del exterior durante todo el año.


Si te estás planteando seriamente la instalación de una pérgola bioclimática, no dudes en pedir presupuesto a través de nuestra web, donde encontrarás a los mejores profesionales del sector que te asesorarán acerca de la mejor elección para tu hogar.


1,216 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo